El movimiento franciscano

Ingresado Por bartolome.buigues

En medio de la sociedad medieval secularizada apareció, entre otros renovadores, la figura de Francisco de Asís, que se distinguió fundamentalmente por ser un rompedor de envejecidos esquemas y encasillamientos en que se había ido encorsetando la vida cristiana. Tras el ideal de vivir el evangelio a la letra, con radicalidad, Francisco quiso recuperar la vida de la primitiva Iglesia, cantada idílicamente en el libro de los Hechos.

 

Inició con ello un movimiento en la Iglesia que lleva su nombre y que está compuesto por tres órdenes. La primera integrada por los religiosos que fundó directamente él mismo, los Franciscanos, hoy organizados en tres ramas, observantes, conventuales y capuchinos. La segunda orden integrada por las religiosas Clarisas, que fundó junto a Santa Clara de Asís. Y la Tercera Orden en la que se integraron primeramente los laicos que querían vivir el ideal franciscano, ya en vida de S. Francisco. Estaba convencido de que el estado laical como perfectamente válido para vivir en plenitud el ideal evangélico. Después, a lo largo de la historia, algunos de esos laicos fueron consagrándose al Señor como religiosos y surgió la Tercera Orden Regular. En el siglo XIX surgieron gran cantidad de congregaciones de vida apostólica, preocupados por las personas más desfavorecidas entre las que se encuentran las congregaciones fundadas por el P. Luis Amigó.

 

Ver la Biografía de S. Francisco en  http://www.amigonianos.org/index.php?option=com_content&view=article&id=3&Itemid=16